miércoles, 16 de mayo de 2012

Adiós, chico intrépido - Lorena Arrastua Barbado





Este fin de semana hemos subido el Pico Lecherines, un pico muy especial para nosotros ya que fue el primero que subimos en el año 2003, tras recuperarnos de la desaparición de nuestro incombustible compañero de escalada, "Pifias".


Leyendo el libro de Pati Blasco, Andando la vida, he encontrado una cita que me gustaría adjuntar a unas fotos del Carrascal (nuestro pequeño K2) donde pasamos muchos buenos momentos junto a él.



Adiós, grandiosa montaña, 
adiós, chico intrépido, 
adiós, aventura y constante itinerar.... 
Para siempre me quedarán los días en el K2, 
cuando el sol viaja hacia la tarde, 
el aire huele a vida 
y piensas que el mundo lo hicieron a tu medida