jueves, 18 de julio de 2019

Fin de semana en Ordesa - Lorena Arrastua


Hacía tiempo que no visitábamos el valle de Ordesa recordando la magia del lugar nos acercamos hacia allí. Una vez tachados las cimas más habituales es hora de empezar a rastrear otros rincones desconocidos para nosotros. Con la mente puesta en hacer un poco de fondo para el próximo reto, el WRC2019 de finales de Julio, nos decidimos el sábado por la Punta Tobacor y el domingo por Pico Otal.



Punta Tobacor (2779m)

Aparcamos en Torla y subimos en el autobús hasta la pradera de Ordesa. El camino de la pradera al refugio de Góriz aunque conocido no deja de tener su encanto, sus bosques de hayas, las gradas y el circo de soaso, con la cola de caballo y las clavijas de soaso. Hay recorridos que nunca cansan.



De los llanos de Góriz, nuestro objetivo se presenta a la derecha como una pirámide en la que se pueden distinguir los distintos estratos que hacen de Ordesa una maravilla geológica. Una vez llegados el refugio de Góriz tomamos dirección NO, siguiendo el sendero que va hacia la brecha de Roland, hasta el llano y collado de Millaris (2457m), donde unos sarrios nos aguardan refrescándose sobre un nevero.



A partir de aquí queda el tramo menos marcado de la ruta por lo que es necesario que prestar atención y buscar los hitos. Con niebla sería otra cosa pero gracias al esplendido día que tenemos no tenemos ningún problema en encontrarlos. Sólo resta seguir las fitas que pasando por el Pico de Millaris (2619 m) primero y recorriendo el cordal después, nos llevan hasta la cima de la Punta Tobacor.



Gracias a su localización la cima es un excelente mirador desde donde disfrutar del relieve del cañón, las paredes verticales y de las vistas de las cimas cercanas, como Monte Perdido, Cilindro, Marbore, y un gran etc.



Como el objetivo es hacer kilómetros y desnivel, el descenso lo hacemos por el mismo camino dejando para otra ocasión las clavijas de cotatuero que sería una opción de descenso mucho más corta.



Aquí dejo el track de la ruta.

Pico Otal (2701 m)

La esbelta silueta del pico Otal, terminación de la sierra de Tendeñera, nos había atraído siempre y parece que por fin había llegado el momento de conocerla. Una de las principales características de esta montaña como pudimos comprobar es su formación kárstica, que nos recordó a Picos de Europa en algunos momentos. Otro paraíso para los espeleólogos con sus simas y cuevas heladas como la del Turbón que pudimos visitar.



La ascensión la realizamos por el barraco del Turbón que nos eleva 1590m de desnivel en aproximadamente 4.5 km. El inicio transcurre por un tupido bosque de boj hasta el punto donde cruzamos en el barranco momento en el que poco a poco salimos a la Grallera del Turbón. Siguiendo hitos llegamos a una preciosa sima en la que se observan las cuerdas de los espeleólogos y un poco más arriba la cueva helada del Turbón.



A partir de aquí unos puntos rojos y algunos hitos nos guían ayudándonos a cruzar la zona de karts. Atravesado el karst nos dirigimos hacia el cuello del Otal (2351m). Seguimos una senda bien marcada hacia el E que nos conduce hacia un resalte rocoso que no tiene ninguna dificultad y que nos permite cruzar hacia el otro lado. Un rebaño de ovejas nos recibe.
Nuestro objetivo es ahora perfectamente visible. Siguiendo algunos hitos llegamos a la base del corredor que nos dejará en la cresta cimera. El corredor no presenta grandes dificultades salvo que al estar bastante descompuesto existe una gran posibilidad de caída de piedras.



Superado el corredor sólo falta recorrer un tramo de cresta algo aérea con algún pasito de trepada hasta llegar a la cima del Pico Otal. De nuevo las vistas sobre el parque Natural de Ordesa así como de la sierra de Tendeñera, Vignemale, Bernatuara son excelentes.



El descenso lo realizamos por el mismo camino con una sonrisa en la cara y tristeza en el corazón por tener que volver a casa. Mi niña interior grita ¡ME QUIERO QUEDAR AQUÍ!

El track de la ruta aquí. 

viernes, 12 de julio de 2019

Ferrata Ventanón del Diablo (Cuenca). Viaje a la Alcarria III Esther Merino


Ferrata K3/K4 recién inaugurada en junio del 2019 en Villalba de la Sierra sobre el río Júcar que va ascendiendo por unas paredes encajonadas hasta llegar a un bonito ventanón con 2 ojos naturales. La primera parte bordeas el río y vas cogiendo altura, hay una tirolina opcional. El aire pasa por las piernas y el sonido del río nos acompaña constantemente. Una delicia aérea.

jueves, 11 de julio de 2019

Senderos de Val di Fassa (Dolomitas). Bajo el macizo de Sassolungo - Luisa Alonso Cires


Sasso Piatto-Sasplat (2958 m), Il Dente-Zahnkofel (3000 m), Sas da Mesdi-Innerkoflert (3081 m), Sasso Levante-Grohmann Sp (3114 m), Cinque Dita-Funfinger Sp (2998 m), 
Sassolungo-Saslonch (3181 m)

El Val di Fassa está rodeado por algunos de los macizos más importantes de los Dolomitas: Marmolada, Grupo Sella, Sassolungo, Catinaccio, Latemar y Monzoni. Sus cimas principales que superan los 3000 metros (Punta Penia, 3343 m, es el techo de los Dolomitas), se elevan en espectaculares paredes sobre valles secundarios de enorme belleza: Val Duron, Val Contrin, Val di Vaiolet, Val San Nicolo, Val di San Pellegrino,.. que pueden unirse por pasos y collados, siguiendo senderos señalizados. Los pueblos de esta zona mantienen viva la lengua ladina, la encontraremos en la toponimia. 

Elegimos una ruta circular desde Ciampedel, que nos permitirá apreciar muy de cerca la sucesión de torres, agujas, pasos angostos y mesetas cársticas, características de los grupos Sassolungo y Sella. Más lejos, podremos ver el amplio glaciar de la Marmolada y los cresteríos recortados del Catinaccio y Latemar.

lunes, 8 de julio de 2019

Bisse du Tsittoret - Trini Grases Gestí




"He estado estrechamente vinculada a la historia de los derechos del agua y a su correspondiente reparto. En esta lucha por el agua he sido testigo de conflictos y de sangrientos combates en el siglo XIV que tuvieron lugar a orillas del río Raspille, del cual procede parte de mi agua. Hoy en día ya no existen estas confrontaciones que conocí durante mi juventud. Tanto los habitantes de esta región como yo hemos crecido y hemos aprendido a ser tolerantes y a compartir. Esto no quiere decir que demuestren indiferencia. No, al contrario, para ellos el agua sigue teniendo el mismo valor.”

Durante nuestro recorrido,”la bisse“ nos habló y le escuchamos y aprendimos. 

domingo, 30 de junio de 2019

Ferratas de Hoces de Priego (Cuenca). Viaje a la Alcarria II - Esther Merino


Construida en 2016 junto al río Escabas, 5 puentes tibetanos y pasarelas la hacen entretenida y vistosa. Son 3 vías ferratas cada una a su nivel que se pueden realizar conjuntas o por separado: Las Buitreras K4 con desplomes, Hoces de Priego K3 y La Pasarela K1. El sonido del río y el entorno es un buen acompañante.


jueves, 20 de junio de 2019

La Gran Travesía del Himalaya de Nepal - Raquel García


El proyecto Trail Himalaya Nepal no es solo una gesta deportiva por haber sido la primera mujer española que realiza este trekking de más de 1000 km, pasando a través de valles, montañas y aldeas a la sombra de los ochomiles del Himalaya de Nepal, comenzando donde se encuentra el Kangchenjunga, primer 8000 al este de Nepal, y siguiendo a la sombra del Makalu, Everest, Lhotse, Cho Oyu, Manaslu, Annapurna hasta llegar a Ghorepani, hacia el oeste, donde encontramos el Dhaulagiri. Este viaje nos revela la antropología de un país aun por descubrir y, además de lo deportivo, toca lo social, cultural y educativo.

martes, 18 de junio de 2019

Ferrata de Sacedón (Boca del Infierno, Guadalajara). Viaje a la Alcarria I. Esther Merino

Bonita ferrata en el pantano de Entrepeñas, en el desfiladero de la Boca del Infierno, en Sacedón. Construida en 2018 y con vistas inmejorables al Mar de Castilla. Empieza en el mismo pueblo desde un parking y tras una senda en 15 minutos se accede a la reja de entrada.

lunes, 17 de junio de 2019

Castillo d' Acher (2384 m) - mendikolore


Atzo iluntzean Hecho-ra heldu ginen eta bertan afaldu eta lo egin ondoren, goizeko 9retan prest gaude Oza-n (1120m) Gaztelura igotzeko. Oza eta Chipeta. Inguru magikoa!


jueves, 6 de junio de 2019

Castillos que defendieron el reino de Navarra. VII. Castillo de Irurita. Peñas de Laiene/Laieneko Haitza (Urdiain, Navarra) - Esther Merino



Castillo roquero defensivo natural, Peña del Castillo/Gazteluko Haitza (685 m), que ya en el s XIII controlaba la calzada que cruzaba el valle de Sarabe junto a un pueblo abandonado del mismo nombre. Muga y paso a Gipuzkoa escenario de luchas banderizas y malhechores. 

domingo, 2 de junio de 2019

sábado, 1 de junio de 2019

Ainhoa Sanz, ganadora de Kilómetro Vertical - Zegama Azkorri 2019

(Foto: Lobo Altuna)

Ainhoa Sanz (Urretxu) ha sido la ganadora del Kilómetro Vertical de la Zegama Azkorri 2019. El podio de mujeres se ha completado con Natalia Gómez y Claudia Sabata. Ainhoa Lendinez (Elgoibar) ha llegado en quinta posición, Maite Zabaleta (Oñati) en séptima e Irati Zubizarreta (Beasain) en novena.

Ainhoa Sanz (Euskal Selekzioa) se proclamó Campeona de España de Carreras por Montaña el pasado mes de mayo.
https://emf.eus/Post?id=1221




sábado, 25 de mayo de 2019

Punta Nasone (1132 m), máxima altura del Monte Somma y excelente mirador sobre el Vesubio. Objetivo cumplido - Matilde Sanz.


Asoma el Vesubio (1281 m)





Después de aquel primer viaje a Nápoles para subir el Vesubio y el chasco de no poder pisar su punto más alto por “diferencia de opiniones”, llevaba muy claro que esta vez no nos iba a pasar lo mismo. Llegar al borde del cráter y tener que contratar a un guía para alcanzar su punto más alto lo considero una tomadura de pelo. Un querer sacar dinero. Me inclino más por el método empleado para ganar la cima del Teide: pedir permiso con anterioridad y listo. Así que sobre la marcha, después de consultar la página del Parco Nazionale y ver su listado de senderos, optamos por hacer una excursión a Punta Nasone, separada tan solo del celebérrimo cono por el Valle del Gigante. Todo fuese por no despedirnos de Nápoles sin estar cerca del Vesubio.  Resumiendo, poder ver al “señor” recurriendo para ello a los “lacayos”.