sábado, 9 de febrero de 2013

Open Altitoy Ternua 2013, aire de carnaval y ecos de nieve - Miren Muñoz Trigo



Cerca del Bergons. (Foto Carlos Hernando)

Estos días que comienza el carnaval pasado por agua, me vienen a la cabeza ráfagas de sensaciones vividas el fin de semana pasado en Luz S. Sauveur, un pequeño pueblo que encierra para mí tan gratos recuerdos de hace años, cuando aprendimos a esquiar, y que, otro año más, entre enero y febrero, acoge a los “enamorados” del esquí de montaña a través de la organización por parte del Club Altitoy, ayudado por el Club Vasco de Camping Elkartea de Donostia, de la carrera Open Altitoy Ternua. Este año además ha formado parte de la Grande Course, circuito que engloba las carreras de esquí de travesía más importantes del mundo. La organización pues, ha costado más quebraderos de cabeza en cuanto a inscripciones, sobre todo, aunque, como siempre, cuenta con unos incansables voluntarios que se dejan la piel para que año tras año se vaya mejorando. 



El año pasado la “viví” como esquiadora, saliendo en la prueba “B” popular el sábado y el domingo, y este año ha sido desde dentro, desde el propio corazón de la organización. Quiero trasladar desde estas letras mi enhorabuena por todo el esfuerzo que despliegan los voluntarios, vibrando “como el que más” con todo lo que rodea a esta carrera. 

Viernes por la tarde…nos aproximamos con expectación al Casino de Luz. Allí estaban todos, mezclados entre los esquiadores, en el ambiente previo a la carrera. A cada corredor ya se le había repartido su bolsa con el dorsal y el chip, y a todos se les había reunido para explicarles el recorrido del sábado y domingo, el último “parte” cambiado tantas veces dependiendo de la climatología. 

Montando el arco por primera vez

Nosotros, a lo nuestro, el grupo destinado al montaje-desmontaje de salida y meta. A las 7 de la tarde, reunión. Vamos pasando por las distintas salas donde, a su vez, otros grupos estaban reunidos para su tarea, todos pendientes de la última hora en cuanto al tiempo; Se acerca un fuerte temporal que dará nevadas abundantes desde la madrugada del sábado hasta el domingo. Los trazadores tienen que estar a punto, horas de sueño perdidas en este ajetreo de cambios de última hora. Encomiable la labor de este grupo dejando toda su energía para que la prueba salga “redonda”…pero es que es tanta gente la que se vuelca para que todo funcione… 

Montaje terminado, todavía no ha amanecido

Madrugamos, y mucho. A las cinco menos cuarto arriba, para estar en la plaza de Luz a las cinco y media. Frontales en ristre, medio dormidos y con mucho frío en el cuerpo (no para de nevar), nos montamos en la furgoneta con todos los bártulos para dejar la zona de salida de las dos carreras a punto para las 9,30 h…Más de tres horas para poner los arcos, las carpas con el material de cronometraje, las vallas y mesas donde se hace el control de ARVA, toda la publicidad (pancartas y banderolas)…en el pueblo de Betpouey, cerca de Luz, en la carretera hacia Bareges. 

 Todo listo

Nuestra querida consigna

Nos toca la consigna, para la que tenemos un montón de bolsas de plástico y unos rotuladores que no pintan…porque todo se mojaba…Van llegando los corredores en autobuses desde Luz, se refugian en un local hasta poco antes de la salida porque se quedan helados. Más tarde vienen a dejar la ropa, la avalancha…en unas bolsas que era imposible marcar…Agobio, mucho agobio…

Preparados para la salida (grupo “A”)

Se da la señal de salida al grupo “A”, en el que hay gente buena, muy buena, entre las chicas, Mireia Miró y Laeticia Roux, otras italianas…y nuestra Izaskun Zubizarreta, a tope. Les esperan más de 2500 m desnivel, pasando por el Mount Agut, y terminando en el Pic de L’Ayre. A la media hora salida para el grupo “B” desde otra posición, a los que les tocaba hacer 1500 m desnivel, por la misma zona. Nos damos prisa en quitar el arco para que vuelvan a pasar los del recorrido “A” por la zona de salida, y desmontamos la publicidad, vallas, carpas, mesas, para llevarlo al pueblo de Bareges donde es la llegada. Equipo en marcha, ¡poniendo y quitando cadenas las veces que hiciera falta…! 

Carrera del sábado (Foto Carlos Hernando)


Bareges nos acoge con un local cerrado, al abrigo, donde está dispuesto el habituallamiento de la llegada, preparado por el grupo que año tras año monta la gran mesa con todo bien ordenado, bebida, fruta, hidratos…encargándose de recoger y limpiar todo cuando termina. Llegan los primeros apenas pasadas 2 horas y cuarto, ¡unas máquinas!. Corriendo por la calle central de Bareges con los esquís encima. 

El habituallamiento

Se va llenando poco a poco la sala..

…Comenzamos la consigna de recogida de ropa, habiendo separado las bolsas de la “A” y de la “B”…Llegan cansados y mojados…Tenemos que hacer una labor de intérpretes a veces, mirando el contenido interior cuando no había numero; Hay bolsas confundidas de sitio y les hacemos ir y venir sin encontrar nada…Al final todo el mundo encuentra su ropa sin problema…Caemos agotados y hambrientos, ¡y eso que no hemos salido en la prueba!...toca de nuevo desmontar e ir a la reunión para el domingo. 

Montaje del arco el domingo en Luz

Deja de nevar cuando quedamos al día siguiente en la Place S. Clement de Luz que es de donde se va a dar la salida a los dos grupos. Siete de la mañana y listos una vez más para montar los arcos, vallas, mesas, carpas…y la consigna bien preparada con su mesa y bolsas con rotuladores, ¡que pintan!…Día soleado y limpio, salida a las 9,30 h de nuevo de los 2 grupos a la vez. Suben al Bergons, bajan al valle y suben a la Hourquette de Mount Agut con un descenso de 1.200 m al final, para llegar de nuevo después de haber parado el crono más arriba, a la misma plaza de la salida. Grupo “A” 2.000 m desnivel y grupo “B” 1.500 m. Un día precioso, perfecto para practicar el esquí de travesía después de una gran nevada. 

Encaminándose hacia el Bergons

Comida en el Forum y reparto de trofeos…la tensión se relaja, vamos cayendo poco a poco, el sueño se apodera de nosotros…el viaje de vuelta es un suplicio…se suceden las imágenes de los chalecos fosforitos aquí y allá, atando pancartas con bridas, con el mazo clavando banderolas, uniendo vallas, montando carpas, hinchando y deshinchando arcos, esas bolsas de plástico…frío…gente maravillosa y especial, en fin…el corazón del Open Altitoy. 

Llegando a fin de cronometraje el domingo

Grupo de Carlos y Kathy, ha sido un placer compartir con todos vosotros estos dos intensos días “desde el interior” de esta prueba. A todos los voluntarios, gracias por este trabajo tan bien hecho.




3 comentarios:

TRINI dijo...

Da gusto leer lo que escribes, lo voy siguiendo paso a paso, con la ventaja de no haber pasado ni el frío ni las inclemencias que pasasteis vosotros.
Sois fabulosos, con gente como vosotros se puede contar para organizar cosas y los que no podemos ir lo vivimos de otra manera, pero por lo menos nos enteramos.
MI CORDIAL ENHORABUENA TRINI

Miren Muñoz dijo...

Fué un fin de semana intenso viviendo y vibrando con el esquí, en buena compañía...
Gracias

Ibilbideak dijo...

Lo acabamos de mover en Ibilbideak: http://ibilbideak.euskadi.net/ibilbideak/publication.do?id=530
Animaos a compartir en Ibilbideak.