sábado, 11 de abril de 2015

Crónicas de un invierno "raro" - Mariu Eguzkiza

Val di Mezdi

Si analizamos los datos meteorológicos de este invierno que ya ha terminado, podríamos pensar que, como casi siempre decimos “no ha sido normal”. Pero, y ahora vamos a meditar sobre nuestra memoria, ¿nos acordamos acaso de los otros inviernos? O ¿nuestra memoria selectiva nos hace olvidar los anteriores cuando también nos parecían que no eran normales? La sensación que teníamos a principio del mes de noviembre era de calor. Que otoño mas bueno, decíamos. Ya verás luego. Pero Noviembre pasó como pasa normalmente ese mes, tristón y gris, a la espera del puente del 8 de Diciembre. Ya caerá, decíamos. Pero, no cayó. La gente anulaba las reservas de las estaciones y así pasó ese mes, con poquita nieve, a la espera de las Navidades. Las témporas han quedado de Sur, decían. No obstante, este invierno, ha hecho muy poco viento del Sur, y cuando empezó a nevar, nevó y bien. Como tiene que ser. Resumiendo, no sé qué tiene de raro que en el invierno nieve….

Zillertal Diciembre 2014

Poco turismo se acercó al Zillertal en el mes de Diciembre. Las estaciones prepararon las pistas, crearon la nieve con cañones, y llovió y llovió. Las laderas se quedaron de color marrón, y los esquiadores no se acercaron. Nosotros estuvimos allí, nos calzamos las botas de monte y fuimos a descubrir senderos, valles y barrancos. En los glaciares de Hintertux y Stubai, la nieve fría nos dejó deslizarnos por las pistas. Y por las tardes, música, mercados de Navidad y vino caliente. Empieza bien el invierno.

Poca nieve al sur de Hintertux
 Febrero 2015 – Dolomitas

Dejamos los Pirineos y nos vamos a Dolomitas. Aunque esquiar en pista no me emociona demasiado, reconozco que cuando estoy en Dolomitas, me encanta. Las pistas siempre en perfecto estado, la inclinación, el diseño entre los abetos, curvas y curvas, el desnivel, y mires donde mires, ese paisaje de torreones de granito que me sobrecoge. Todo me gusta.



Cascadas de nieve en Sotoguda


Alto Adigio. 6 días de travesía.

Y después de unos días de esquí de pista, nos vamos a la Val-Wengen, en el Alto Adigio o Sudtirol, para hacer un poco de esquí de travesía. A pesar de las veces que hemos visitado esta zona, desconocemos el macizo de Senes Fanes. Hemos leído que es un gran parque natural, donde no han llegado los remontes mecánicos, y se conserva en su estado “virgen”. De hecho, los gatos de nieve, como lo llaman allí, suben por las pistas con algunas personas, las cuales llevan el trineo para luego, y después de tomar unas cervezas en el refugio, bajan a toda velocidad por la pista bien pisada, hasta el valle. Nosotros subimos con nuestros esquíes la larga pista hasta el extenso altiplano de Fanes. Desde allí, viendo las posibilidades que hay en esa zona, nos damos una vuelta peleando contra el viento que sopla con fuerza anunciando el anticiclón para los próximos días. 


Y llega el anticiclón, y nuestros esquíes nos llevan a lugares solitarios y maravillosos, valles nevados entre grandes moles de granito. Saas Putia, las Tofanas, el Val di Mezdi. Y esquiamos cada día, con la alegría de poder compartir esos momentos con nuestros amigos. 



Subiendo hacia el vivaco de la Paz. Parque natural de Fanes


Monte Sief. Recuerdo de la gran guerra. La terrible tragedia acaecida en el año 1916, cuando los italianos al mando del teniente Don Gelasio Caetani, Principe de Sermoneta, construyeron un túnel 52 metros bajo la montaña del col di Lana, que fue rellenado con 5.020 kg de explosivo que serían detonados la noche del 17 de Abril, ocasionando más de 100 muertos entre las tropas austríacas y creando un gran cráter en la cumbre de la montaña. Hoy, a pesar de los cien años que han transcurrido, podemos ver las trincheras y alambradas que se conservan en perfecto estado.