lunes, 18 de junio de 2012

Uzturre y sus hierbas medicinales - Joana García Romero




No hay otra intención para subir a Uzturre que la de ir a fotografiar el precioso Lilium Pirenaicum que hay por esa zona. Se de la existencia de esa preciosa florecilla por Euskal Herria pero no me podía imaginar encontrarla de manera tan profusa en las laderas de este mirador de Tolosaldea tan excepcional. 


Con el propósito de dar caza fotográfica a mi querido Lilium o a cualquier ejemplar herbal que se deje retratar, nos dirigimos hacia Tolosa y de allí hasta la Ermita de Nuestra Señora de Izaskun. Hoy vamos a andar bien poco, el trabajo de investigación requiere de pasos lentos y ojos atentos por lo que es posible que invirtamos mucho más tiempo en hacer cima en Uzturre que el mencionado en las reseñas.



Tomaremos el camino por la pista asfaltada que sube sin ningún género de duda hacia la cima de ese monte tan singular. El día, pese a ser caluroso para mi gusto, está realmente magnífico. Desde ahí las vistas a Erniozabal y también a Tosola son soberbias, por no hablar de esas distintas tonalidades de verde chillón que me atraen tanto. Siembre voy con la boca abierta vaya por donde vaya en esta asombrosa provincia. No me acostumbro y espero no hacerlo nunca.



Dejo de entretenerme con el paisaje, realmente me quedaría allí observando mucho más rato..... El camino empieza a ser más empinado, el sol está apretando de justicia y no resulta agradable, solo quiero llegar pronto a una sombra!!! De pronto se me olvida el calor y el sudor que abundante me corre por todo el cuerpo: acabamos de encontrar el primer ejemplar de Lilium Pirenaicum. Cuanta belleza!!! No sabría explicar porque produce en mí esa emoción, tal vez porque ahora la tengo cerca de casa..... 


Continuamos nuestra marcha y una Ortiga llama mi atención. Es una de las hierbas medicinales más conocida, sobretodo por sus molestos pelillos urticantes. Util popularmente como diurético para prevenir la formación de litiasis, las inflamaciones de las vías urinarias y también en el tratamiento de las afecciones reumáticas. Es también un excelente antianémico y depurativo. La Ortiga puede cocinarse y consumirse como cualquier otra verdura con la ventaja de que esta no contiene oxalatos.


Pocos metros más allá tropiezo con una bonita Milenrama. De esta hierba se emplean sus pequeñas flores. Además de ser muy usada por la medicina tradicional para tratar alteraciones del aparato digestivo, como malas digestiones, ardores, vómitos o incluso para abrir el apetito, la Milenrama es usada por su riqueza en taninos, como antidiarreica y en casos de diverticulitis. También utilizada en las enfermedades del aparato respiratorio como gripe, bronquitis, resfriados, siento fácil encontrarla en las formulaciones de cualquier bolsita que compremos en un centro de dietética o farmacia. 

De vez en cuando levanto la cabeza del suelo y vuelve a sorprenderme, como si fuera la primera vez, el contraste de colores y los animales pastando o retozando plácidamente, sin preocupaciones ni pesadumbre. Es la primera vez que disfruto de la primavera en estas tierras y me asombra la extraordinaria y gran variedad de flora existente. He cursado mis estudios de Fitoterapia con fotografías en papel e investigación a través de internet y es ahora cuando, después de 8 años dedicándome a este apasionante mundo de las hierbas medicinales, puedo acercarme a ellas, tocarlas, olerlas, estudiarlas con detenimiento, observar sus diferencias, entusiasmarse al encontrarlas y advertir la gran abundancia de tenemos tan cerca.


Una vistosa Dulcámara me retiene. El vivo contraste amarillo y violeta me gusta muchísimo y aunque son flores muy pequeñas no pasan desapercibidas a mis ojos. La bella Dulcámara pertenece a la familia de las solanáceas, a la misma que las berenjenas, tomates o pimientos. Tiene propiedades narcóticas como sus parientas la belladona o la mandrágora (conocida por dormir a Julieta en la obra tan famosa de Shakespeare), pero sin ser tan fuerte como ellas. Tradicionalmente se han empleado sus tallos, corteza y de vez en cuando las hojas para depurar la sangre y las bayas frescas se han usado en medios rurales, tópicamente, para aliviar las inflamaciones osteoarticulares, entre otros.


Una que nunca falta en esta época es la espectacular Digital. Acostumbra a dejarse ver casi por todas partes, díria yo. La Digitalis Purpurea es una hierba muy tóxica cuyo principio activo, la digoxina, se usa en medicina para tratar la insuficiencia cardíaca. Usada de forma tradicional tiene un margen terapéutico muy escaso por lo cual dejó de usarse hace mucho tiempo.




Mis pequeñas y adoradas orquídeas también salpican la alfombra verde por la que pisamos: Serapias, Gymnadenias y Neotineas esta vez.

Por lo visto es un lugar muy frecuentado, la gente viene y va de forma contínua; y no me extraña, es una zona para perderse unas cuantas horas. En breve avistaremos la inmensa cruz que preside sobre Tolosa y nos dirigiremos hacia ella para disfrutar con las vistas tan soberbias que hay desde esa atalaya.


Seguimos remontando el sendero en busca de la cima del Uzturre (733m) hasta adentrarnos en un precioso bosque del que voy a tardar muuuuuucho en salir. Es frondoso, su vegetación no puede ser más exuberante, atiborrado de diminutos nomeolvides celestes, helechos, liliums y cientos de especies que me hacen soltar una risilla de incredulidad. Protagonistas en este hermoso paraíso que es Gipuzkoa, son las hayas. También utilizadas en la medicina tradicional, tanto la corteza como las hojas. Farmacológicamente usadas como antiséptico, antidiarreico, cicatrizante, analgésico, antipirético, antitusivo y expectorante. Popularmente empleadas en los tratamientos gripales, resfriados, bronquitis, faringitis.....


Lozanos Culantrillos de pozo entre el musgo y la roca. Esta hierba contiene gran abundancia de mucílagos por lo que es muy utilizada como antiinflamatorio local, mucolítico y expectorante. Siempre me alegra encontrar el robusto y punzante Rusco, ese color verde intenso de sus hojas me llama mucho la atención, sobretodo con el contraste rojísimo de sus bayas. El Rusco es muy utilizado en cremas para la circulación sanguínea pues tiene propiedades antiinflamatorias y venotónicas. Es coadyuvante en el tratamiento de los síntomas asociados a la insuficiencia venosa crónica y de las hemorroides, según indicaciones aprobadas por la Comisión Europea. Sus bayas pueden resultar tóxicas.

Salgo del bosquecito con mucha pena. Llegamos a la singular cima de Uzturre y nos sentamos a tomar un tentempié, estoy maravillada por la vida que hay por todas partes. Habíamos pensado hacer una circular bastante completa por la zona pero he perdido taaaaaaaaaaanto tiempo con mis hierbas y florecillas que tendremos que regresar por donde hemos venido si queremos comer a una hora razonable sin que tengamos que posponerlo a la cena. Eso me dará un poquito más de margen para poder pararme si veo más cosillas interesantes en la bajada.


Y sí, encuentro pequeñas flores de Llantén que cubren buena parte de la zona. El Llantén es una hierba muy utilizada en catarros de las vías respiratorias altas. Yo misma lo he utilizado muchas ocasiones en forma de extracto para disolver la mucosidad que se me ha formado al pillar un resfriado. Los niños también se benefician de ella cuando estan acatarrados y no queremos usar medicamentos químicos.


Otra famosilla me sale al encuentro entre tanta hierba verde, la Cola de caballo. Difícil de distinguirla pero ahí está: aquí, aquí, estoy aquí!!!. Quiere participar en mi dioscórides particular. Muy conocida entre aquellos que quieren eliminar peso a costa de aumentar la eliminación de líquido. Hierba diurética por excelencia, posee abundantes sales minerales especialmente silícicas por lo que tradicionalmente se ha considerado un buen remineralizante, útil en la cicatrización de heridas y úlceras en uso tópico.

Y ya de nuevo en la Ermita recuerdo que el Nogal también tiene un uso medicinal, independientemente de sus sabrosos y nutritivos frutos. Se utilizan las hojas, y sus usos tradicionales (aprobados por el ministerio de sanidad francés -en España todavía andamos retrasados en el tema... bueno, y en otros temas) son a nivel interno un alivio sintomático de la insuficiencia venosa, hemorroides y diarreas leves y tópicamente contra el picor de cabeza, caspa, prurito, hematomas, sabañones, grietas, eritema del pañal....


En pocas salidas a la montaña he disfrutado tanto como en esta. He sido consciente de la gran riqueza que nos rodea y de lo afortunada que soy teniéndola tan cerca. A veces estamos ciegos al entorno que nos rodea y, lo que es peor, ciegos a la esencia de lo que verdaderamente somos.



Joana García Romero 
http://www.sanissima.com


2 comentarios:

TRINI dijo...

Me parece un reportaje precioso y las fotos, sobre todo las de las flores y la rotulación de cada una de ellas una maravilla.
Enhorabuena!TRINI

JOANA dijo...

Muchas gracias Trini, me alegra que te haya gustado. Un saludo.