domingo, 4 de julio de 2010

Mujeres montañeras en Irán - Mila Gallastegi






Hola:

Me llamo Mila. Estos últimos años, Asier y yo hemos aprovechado para viajar y conocer culturas. La verdad es que ha resultado muy enriquecedor, incluso en muchas ocasiones un toque de humildad para que sepamos valorar lo que tenemos.

En esta ocasión os quiero transmitir algo que me gustó mucho de las mujeres montañeras en Irán.

Como ya sabréis ser mujer en Irán no es lo mismo que ser hombre. Tiene algunas limitaciones, en ocasiones muy visuales, como el porte del velo y el chador. Asier y yo estuvimos cinco semanas viajando por Irán en el mes de agosto de 2007. Al contrario de lo que los medios puedan transmitirnos, fue una experiencia maravillosa. Sí que me tuve que tapar el pelo y llevar una especie de batita por encima de mi ropa, pero a partir de ahí, el trato fue en todo momento muy respetuoso. Eso sí, me costó entender que para determinados hombres, al llegar a un acuerdo, “respeto” era no darme la mano a mí, solo a Asier. No era correcto tocar a una mujer.



La montaña más alta de Irán es Damavand de 5.671 metros de altura. Es una montaña accesible, sin grandes dificultades técnicas, al menos por su cara sur. Nosotros tuvimos la buena-mala suerte de subirlo en el aniversario de la Ascensión del Profeta Mahoma (27 del mes Rajab o 11 de agosto 2007), en un fin de semana festivo de cuatro días para los iraníes. La montaña estaba repleta de gente, no había un minihueco para acampar, pero nos gustó mucho ver como chicos y chicas subían a la montaña en igualdad. Es verdad que las mujeres se tenían que tapar el pelo y llevar una batita hasta las rodillas, pero a partir de ahí, ponían toda su ilusión, alegría y esfuerzo. Quizás muchas no llegarían hasta la cumbre, como tampoco llegaron muchos, pero solo el disfrutar de la montaña en compañía de sus amigos/as en el campamento último a 4200 m metros, ya es mucho. Esto no ocurre en otros países de religión también musulmana. Os adjunto algunas fotos.

Un saludo,

Mila Gallastegi.

(Recibido en Mujeres de Pyrenaica / Pyrenaicako emakumeak: 04/07/2010)