martes, 19 de marzo de 2013

Aguas bravas en el Pirineo navarro-aragonés - Teresa Canet




Entrando en un rápido

Este fin de semana Ur Nomade (www.urnomade.com) ha organizado una salida de descenso de aguas bravas en el Pirineo Navarro. Las previsiones decían frío y lluvia pero eso no impidió que 29 personas (guías y participantes), procedentes de Euskadi, Navarra, Aragón, Madrid y Valencia, acudiéramos para disfrutar de las gélidas aguas del Pirineo.


Había varias posibilidades para bajar el río, según el nivel de cada participante: piragua (para los más expertos), canoraft (piragua hinchable doble o individual para los que querían probar bajar un río de aguas bravas a pesar de no tener mucha experiencia), topoduo (piragua doble acompañado del joven pero experto piragüista Edu) y rafting (con los guías Txus y Miguel).

Rápido en canoraft

Rápido en raft

Antes de volcar

El sábado, tras el reparto del material y la charla informativa, nos dirigimos a Salvatierra para bajar el río Esca hasta Sigües. Se trata de un bonito tramo con divertidos rápidos de III y alguno de IV grado. El caudal estaba ideal para el descenso, pero varios son los participantes que prueban las frías aguas del Pirineo al volcar sus embarcaciones.

Coordinación

Descanso en la foz

Durante la noche del sábado al domingo llovió mucho, por lo que tuvimos que cambiar los planes por el excesivo caudal del río Veral. Así que descendimos el río Esca desde Burgui hasta Salvatierra, atravesando la foz de Burgui. Con bastante más caudal que el día anterior, el descenso fue rápido, pasando rápidos de IV y varios trenes de olas, e intentando esquivar el rebufo Adolfo. Las emociones, las risas y los chapuzones estaban garantizados.


Probando el agua

Grupo de piragüistas

A pesar del frío y la lluvia, ha sido un divertido fin de semana de aguas bravas. Gracias a Txus y a sus colaboradores, unos auténticos profesionales. Y a los demás participantes ¡hasta la próxima!