martes, 10 de agosto de 2010

Montañas de Bielsa: Pico de la Agulleta o Aiguillette (2524 m), una cima modesta con vistas - Luisa Alonso-Cires




Macizo de la Munia y vallon de la Géla, desde la Agulleta

Hay montañas a las que se sube para llegar a lo más alto de una zona o de un cresterío, para anotar el reto cumplido, para mirar hacia abajo casi por encima de las nubes. Y hay otras montañas a las que se llega para otear de frente y de lado, mirando hacia arriba si es necesario, cogiendo distancia para ver con perspectiva un macizo lejano y más alto. El Pico de la Agulleta, situado en la misma línea fronteriza y conocido en el lado francés como Aiguillette, pertenece a esta segunda categoría. En Pirineos es una cumbre humilde, a la que se llega por una ruta sencilla, apreciada sobre todo por la gente aficionada al esquí de travesía. Lo que hace atractiva su ascensión, en cualquier época del año, es la espléndida panorámica que se ve desde su cima. Eso y recordar la historia, aquellos días de 1938 en que muchas personas cruzaron estos pasos fronterizos para huir de la muerte o de la cárcel, para buscar la libertad. 



Inicio de la ruta (Vallée d'Aure)

Se inicia la ruta en el aparcamiento próximo a la boca norte del túnel de Bielsa-Aragnouet, en el lado occidental francés (Vallée d'Aure). Por un sendero, que a ratos se pierde, se camina por zona herbosa, evitando o cruzando los pequeños torrentes que se descuelgan desde la zona superior de neveros. Al este, queda el cresterío que domina el Port Vieux (Puerto Viejo), justo en la zona de frontera. Los restos de nieve, que tratamos de evitar, nos van marcando la ruta hasta llegar a una pequeño contrafuerte, que el sendero bien marcado salva en varios zig-zags.


Hacia la hourquette des Aiguillettes

Continuando por zona herbosa y por sendero evidente, caminando a ratos sobre las últimas nieves de junio, llegamos al collado (2370 m).




Col de l'Aiguillette

Nuestro primer objetivo está conseguido. Disfrutar de la belleza de esta parte de los Pirineos, con una mirada de altura al valle de la Géla y al circo de Barroude, sin despreciar a los más humildes picos del Puerto Viejo y de Barrosa.

Picos de Barrosa y del Puerto Viejo

 Vallon de la Géla y circo Barroude

El segundo objetivo es la cima de la Agulleta, que se encuentra cerca del collado, en dirección suroeste.

Pico de la Agulleta (2524 m)

La ladera de la Agulleta es un tapiz de lajas partidas y sueltas, atravesadas por múltiples canalillos de tierra, horadados por la lluvia, en los que se adivinan algunas huellas de pisadas. Progresamos por la pendiente eligiendo el terreno que nos viene bien y acercándonos al cresterío, de roca más compacta, por donde llegamos a la cumbre. Desde ella, casi se toca el Puerto Viejo de Bielsa, con el pico del mismo nombre y el Pico Barrosa muy cerca. A continuación se reconocen las cimas del macizo de la Munia, que llega hasta el Gerbats y continua en el Pic de la Géla.


Al fondo, la pirámide del Pic Méchant

Picos del Puerto Viejo y de Barrosa

Cresterío de la Munia, desde la Agulleta
.
El valle y las montañas que se ofrecen a nuestra mirada tienen un profundo y trágico significado para las gentes de Bielsa. Fue a través de este paso fronterizo por donde cientos de mujeres, personas ancianas y enfermas, niños y niñas, cruzaron la frontera, en un ejemplo admirable de organización y solidaridad, en los días que sucedieron al episodio histórico de la Bolsa de Bielsa. Los habitantes de la zona, conocedores del terreno, fueron las piezas clave para permitir la evacuación de la población civil, amenazada por los ataques del ejército sublevado a los últimos soldados del ejército republicano, replegados en la zona.





Para bajar, nos dirigimos por el collado hacia el norte, hasta una cota secundaria señalada con un mojón.




Después perdemos altura y vamos al encuentro del sendero de la subida, regresando al parking de partida.



Mujeres de Pyrenaica / Pyrenaicako emakumeak