martes, 10 de mayo de 2016

Visita a un despoblado. Sirakoitz en el olvido - Miren Muñoz Trigo

Artazu, vive...
 
Hace unos días me acerqué hasta Artazu, un pueblito pequeño a 4 kilómetros de Gares (Puente La Reina, Navarra). Fui hasta allí para hacer una ruta circular, cortita, en la que tuve la ocasión de acercarme al despoblado de Sorakoitz, donde aún aguantan algunas casas y la Iglesia, poco a poco, comidas por la vegetación. Siempre que visito estos sitios me gusta adentrarme entre sus piedras, imaginando la vida en esas calles... Hoy en día se mantienen las paredes en pie, pero no tardarán en pasar a formar parte del olvido...

 Iglesia sin campanario 
 
Ya sólo queda el hueco

Fue tan sólo un paseo, unos 8 kilómetros, para mí especiales, distintos, en los que la belleza de la primavera se mezclaba con la soledad de un lugar antaño lleno de vida. 
Detalle de adorno languideciendo


Hacia el exterior

Pared lateral comida por la vegetación

Como estos versos del gran Labordeta recordando a Belchite, en este caso un pueblo destruido por la "sinrazon" de la guerra civil española...heridas que van abriendo grietas.
Casas muertas 
Huecos sin vida
 
SE HAN MARCHADO

"Se han marchado todos, y nadie ha vuelto para cerrar la puerta. Ésta, vieja y desguazada, golpea contra el viento en las noches de asombro como si nadie la quisiera oír, como si todos los páramos del tiempo se encerrasen aquí, sobre estas galerías de casas agrietadas..."


Puerta hacia el huerto de la casa


Amalgama de piedras
NADIE EN LAS PUERTAS

"Nadie en las puertas, nadie en los largos corredores que conducen directos hacia las antiguas plazas y viejos campanarios: Sólo el viento, testigo del naufragio..."

"...Nadie en ningún lado. Sólo el viento, el grajo, el río, y el camino con piedras erizado."
Despedida

Camino junto al agua