martes, 3 de mayo de 2016

Desde el Monasterio de Irantzu - Trini Grases Gestí

Alrededores de Abárzuza
 
Después de aparcar junto al crucero a la entrada del monasterio, tomamos la pista que se adentra en el barranco de Irantzu, para dejarla al poco rato, tomando un amplio sendero a la izda. Las encinas y el boj aparecen a ambos lados del camino. El itinerario de subida está bien marcado y no tiene posibilidad de confusión.
 
Violetas
 
Llegamos al barranco de Ortasakana y seguimos avanzando por un recorrido con amplias curvas. Algunas hayas grandes, recias y de impresionantes dimensiones nos dan la bienvenida y nos muestran sus primeros brotes verdes y tiernos.


 Viejas hayas


Ahora estamos caminando por la calle Odieta, rodeados de boj, grandes robles y espinos albares, escuchando las melodías de fondo del cuco y de algunos otros pájaros.
 
Calle  Odieta

Sinfonia de verdes

 

Estamos recorriendo el PR-NA-181, señalizado con marcas amarillas y blancas y también encontramos algunos hitos que reafirman nuestro caminar.
 
La lluvia
 
Hasta que empezó a llover por tercera vez ...
 
Evaporación después de la lluvia

Excursión de aprox. 12 km de longitud, realizada el domingo 1 de mayo, por Trini Grases y José Luis Pérez .

1 comentario:

Maripi Mitxeltorena dijo...

Precioso
reportaje, Trini!
Muchas gracias por compartir!