miércoles, 26 de febrero de 2014

Fin de semana de esquí en Belagoa-Linza - Miren Muñoz Trigo


Contraste de nieve y nubes. Quiere salir el sol

Si se buscara un adjetivo para definir este fin de semana, daríamos con el calificativo de sobresaliente. En todos los sentidos: tiempo, compañía, organización por parte de la Federación Vasca...De nuevo la familia del esquí de travesía se reunió en Isaba, el viernes a la tarde, para ultimar los preparativos de la competición, el Campeonato de Euskadi este año ha sido impresionante. 

Salida grupo A, el sábado

El entorno espectacular de Belagoa y Linza sirvió de fondo para que los deportistas compitiendo y el resto de gente disfrutando de la nieve formásemos una estupenda familia. Una vez más, esta actividad nos ha reunido en el recuerdo de Antxon, Andoni, Karolo, Josi, Iñaki, Bernard... Estoy convencida de que todos los llevábamos dentro.

Deslizando a nuestro lado

El sábado, después de una noche despejada, amaneció soleado y fresco. El parking del Refugio de Belagoa era un hervidero de autocaravanas, furgonetas y coches. A las 9,15 cerca del cuartel se dio la salida a los participantes del recorrido A (1900 m de desnivel), y del B en el que iban los jóvenes también, grupo bastante más reducido, con algo menos de dificultad, aunque muy exigente. 

Paso de los esquiadores 
hacia las primeras rampas de ascenso

Se hacían en el A seis subidas y bajadas, con el consiguiente cambio de focas, puesta de crampones... Llegando a la cima del Lakora y descendiendo de nuevo al mismo sitio de salida. Los del B tenían menos transiciones. Día espectacular. Nos mezclamos corredores y esquiadores "de a pie" en las laderas del Lakora, compartiendo la pasión por la montaña. Nosotros ascendimos a otra cima que también indicaba Lakora, un poco más baja que la "principal", y un tanto más lentos también... Así disfrutamos, la nieve nos deja, el sol en el cuerpo, paisajes espectaculares: Txamantxoia, Ezkaurre, Anie, Petretxema, Atxerito, Alanos...¡qué empacho!...

Cima del Lakora (2800 m), bajando esquís al hombro

Hacia la transición, hay que quitarse los crampones...

El domingo la noche fué mucho más fría. Llegamos a 7 bajo cero en la zona del parking del Refugio de Linza. La víspera por la tarde, en el cine de Isaba, proyectaron un documental sobre La Antartida, admirables pioneros de hace 100 años, y un recuerdo entrañable sobre Karolo... 

Preparados para la cronoescalada del domingo desde Linza

Suena el despertador a las 8 menos cuarto. La salida está prevista a las 9,30. Se empieza a escuchar el sonido del deslizamiento de los esquis. La gente va a cercándose a la linea de salida. Saludos, concentración, precioso día para disfrutar, de nuevo, de este deporte y de esta gente. Esta vez es una cronoescalada al Chinebral, de 1000 m de desnivel. La salida neutralizada... y nosotros detrás, de nuevo, siguiendo a los corredores, atravesando el bosque nevado, sintiendo el sol en la cara, subiendo una loma cercana a la cima desde la que las cumbres de alrededor nos llenan la vista. Les vemos bajar a toda velocidad, ya más relajados, ya con el esfuerzo mayor realizado, y nosotros, despacio, girando suavemente nos fundimos con el paisaje...

Avanzando hacia el "Paso del Caballo" 
en la salida neutralizada desde Linza