domingo, 30 de diciembre de 2012

Tintín a Les Moles - Joana García Romero




TINTIN A LES MOLES (125 m IV+)

Regreso a mi querido Mediterráneo para pasar la Nochebuena en familia. Si hay algo que adoro de esta tierra son los inviernos tan suaves y soleados que se pueden disfrutar gran parte de la estación. Dan cielos despejados y temperaturas muy agradables para ese fin de semana. Se me ha olvidado cuando fue la última vez que escalé alguna vía a largos. Pienso y pienso..... no me acuerdo, quizás 4 años, pero se me antoja demasiado tiempo. Guiño un ojo y me rasco la cabeza.... mmmmmm, va a ser que sí. No puedo creer como pasan los días y los años!!! 


Tintin es una vía fácil, sencilla para iniciarse o para recordar lo que uno hacía cuando escalaba. Txemi y yo será la primera vez que escalemos una vía de esas características y tenemos que planear nuestro propio vocabulario para poder entendernos en la distancia y en algunos momentos, a ciegas. Al llegar a Lérida nos desviamos dirección Flix y de ahí hasta Horta de Sant Joan. Ya es de noche, el invierno es lo que tiene. Una vez en Horta saldremos del pueblo y a pocos kilómetros encontraremos el claro desvío hacia la izquierda: "Els Ports". A unos 3.5 km antes de llegar al área recreativa Mas de la Franqueta, tomaremos una curva muy cerrada hacia la derecha que nos llevará a una zona de aparcamiento. Allí vamos a pasar la noche. 


Els Ports es un gran macizo calcáreo ubicado entre tres comunidades: Cataluña, Valencia y Aragón. Es un lugar que no deja a nadie indiferente, un paisaje sorprendente, indómito y abrupto que alberga gran cantidad de fauna salvaje. Refugio de muchas especies amenazadas, tanto de flora como de fauna, entre ellos el gato montés. Cuenta con la población de hayas más meridional de Cataluña. 


Punto por punto repasaremos toda la técnica, que aunque fácil, no es conveniente olvidarla o ponerse a pensar en ella una vez metidos en faena. La emoción de volver a practicar una actividad tan bonita se hace presente, otra vez con los cachivaches en la mano... esto aquí, eso allí.. esto para mí... esto para tí... A una noche increíblemente estrellada y apacible le sigue un día radiante, y aunque la mañana se levanta fresca, poco a poco la suave brisa de sur caldea el ambiente. El sol aún está alto aunque nos dará caza rápidamente. Tin-tin-tin-tin-tin-tin..... y sonrío. ¡Cómo adoro ese sonido! La vida da vueltas y a veces te aparta de aquello que tanto te gusta, sin embargo, si realmente está en tu corazón, otra vez te devuelve a ello, solo hay que tener confianza. 


La vía a la que nos dirigimos está en los paredones de la margen izquierda del río els Estrets d'Arnes, conocidos como les Moles del Don. En esa zona se puede escalar todo el año, en otras habrá que vigilar las restricciones que existen, sólo en algunas épocas unas, prohibido durante todo el año en otras. Son aproximadamente unos 20 minutos desde el aparcamiento hasta pie de vía, por un camino muy evidente que nos conducirá hasta el río y de ahí cruzaremos para subir por un empinado y claro sendero. Por el lado derecho continua el camino colgado de los contrafuertes de las Gronsas, preciosas moles que encajonan el paso del río haciendo de este un espectáculo de gran belleza y singularidad. 


Tíntin se aprecia en la distancia, una gran roca sobresale a modo de flequillo recordando tal vez el mítico personaje de cómic. Son 4 largos de excelente conglomerado pequeño en 125 metros y con orientación sur, muy recomendable para escalar en invierno, otoño y primavera. En verano habrá que pensárselo antes y la mejor opción es madrugar muchísimo ya que el sol allí aprieta con ganas. Tener el río tan cerca, con sus refrescantes pozas, anima a darse un chapuzón después de una calurosa escalada, de hecho es algo muy habitual. El primer largo tiene 35 metros y es de III, solamente hay dos seguros. La reunión la hacemos en una sabina que hay justo en la salida al segundo largo, existen unas anillas a la izquierda pero alejan demasiado y creo que son de la vía contigua. El sol nos da caza y la sensación es increíble. Estamos completamente solos, algo insólito en ese lugar. Noto el sol en mi cuerpo y durante unos segundos cierro los ojos e inspiro profundamente, vuelvo a sonreír... tin-tin-tin-tin-tin-tin-tin-tin-tin-tin y la soledad de la reunión. El segundo largo son 20 metros y es el más difícil, un IV+, está mucho mejor protegido que el anterior, unos 5 seguros. El tercer largo es un IV y escaso en parabolts, unos 3 en 30 metros. El último largo es muy sencillo, un III+, 40 metros y unos 3 seguros, que flanqueando un poco hacia la derecha podemos asegurar con dos parabolts más que suben de lo que parece una antigua vía. 






Elegimos bajar por la misma vía, llevamos una cuerda de 70 metros y no da para dos rápeles así que tendremos que hacerlo en cuatro. Existe un camino alternativo, siguiendo unos hitos, que a mi juicio es muy incómodo y expuesto y no te evita un último rápel más incómodo aún, pero que es conveniente si hay más gente escalando. Ya estoy abajo. Tin-tin-tin-tin-tin-tin-tin-tin-tin vuelvo a sonreír. Libreeeeeeeeeeeeeeeeeee, le grito a mi compañero





2 comentarios:

Anónimo dijo...

Que privilegio escalar en camiseta y sin nadie alrededor, es lo que tiene el mediterraneo!
si que alejan los seguros, eh?
esti

JOANA dijo...

Sí, es un verdadero privilegio. Un poquín de menos ya lo echo, ya.....
Saludos.