martes, 23 de octubre de 2012

Arista Besseggen. Un pequeño y mojado trocito de Noruega - Miren Muñoz Trigo



Ascendiendo por la arista, mojándonos bien

Llevábamos una semana disfrutando de nuestras vacaciones de verano. Entre las posibilidades montañeras que teníamos pensadas había una ruta de cinco horas, atravesando una arista en un paisaje de lagos y montañas. Se localizaba dentro del Parque Nacional de Jotunheimen, en el enclave denominado Gjendesheim. Llegamos a la tarde al pequeño parking, donde comienza el recorrido; el pronóstico del tiempo no era bueno, como finalmente sucedió, comenzó a llover nada más llegar. En nuestra casita rodante pasamos la noche escuchando el agua, pensando en cómo amanecería al día siguiente...El plan era coger un barco a las 9 menos cuarto que nos trasladaría al lugar donde empieza la ruta, 20 minutos de navegación hasta Memurubu. Por fin amaneció seco, pero con bastantes nubes amenazadoras, incluso salía el sol a ratos. Nos animamos a salir bien pertrechados y con equipo para el agua ya que la travesía iba a ser algo larga.



Traslado en barco hasta Memurubu (al fondo)

La ruta está perfectamente marcada y es bastante conocida ya que había mucha gente para el tiempo que hacía. Las señales son grandes cairns con una “T” roja, y en todas las rutas de senderismo a lo largo del país son iguales (por lo menos en las que hicimos y vimos en la zona central). 

Las rutas están perfectamente señalizadas

Comienza el recorrido en suave ascenso por sendero ancho. Poco a poco vamos dejando abajo el lago Gjerde donde nos ha dejado el barco, y el paisaje al ir ganando altura es impresionante, aún cubierto de nubes. Lagos por todas partes, pequeños neveros y cascadas descendiendo de las montañas, y muchas piedras anunciando ya la preciosa arista por la que después de 3 horas comenzamos a movernos. Llueve bastante durante la progresión por la arista de forma que el calor que provoca el esfuerzo se compensa con el agua y la temperatura exterior (unos 10 grados), haciendo que se vaya ganando altura bastante bien. Pronto la niebla lo cubre todo y una vez en la cresta (1.700 m altura máxima) no se ve casi nada, seguimos la ruta grabada en el gps y con la ayuda de los grandes cairns. 

Vamos dejando abajo el lago 
y el pequeño emplazamiento de Memurubu

Vamos bajando divisando de vez en cuando el lago Gjerde por un sendero estrecho que nos llevaría de nuevo al parking. Estamos empapados ya que la lluvia es persistente desde hace horas, aunque no hace viento y la temperatura no es fría. 

Vas caminando y te encuentras con esto

Se avecina una buena lluvia. 
Al fondo a la izquierda se ve la arista Besseggen

Es una pena que no se pueda disfrutar de las vistas que son impresionantes en todo el país, y más haciendo una ruta tan preciosa entre lagos como es ésta que atraviesa la arista Besseggen. 

Precioso paisaje de lagos y la arista enfrente. 
Se nubla por completo

Mayor altura (1.700 m), ya no se ve nada…

Si alguien tiene la oportunidad de viajar a Noruega, la recomiendo, y a ver si no tiene mal tiempo como nos tocó a nosotros. En total sin parar mucho son 5 horas andando, 1.100 metros de desnivel. ¡Precioso!.