lunes, 17 de octubre de 2016

Tozal del Mallo - txinbeleta


Normalmente no tenemos por costumbre repetir muchos montes, preferimos la variedad, aunque siempre hay alguno que repetimos, es inevitable. Uno de ellos es este.

Montaña de forma cameleónica, va variando su perfil según asciendes, parece casi imposible que tenga una subida al alcance de cualquiera. Aun y todo no regala nada, pendientes fuertes, un par de pasos equipados con clavijas o si no una fajeta, tu eliges o susto o muerte.

Una vez arriba es una montaña muy simple, pero lo dicho, hay que ganársela.