martes, 10 de noviembre de 2015

XXXVI Marcha de orientación de la EMF-FVM - Joana García



Después de unas cuantas salidas de orientación y un curso de orientación deportiva que organizó el GOT (Gipuzkoako Orientazio Taldea) me dan ganas de participar individualmente en una de estas pruebas.  Me animo porque algo ya conozco esa zona y porque creo que el rogaine me puede resultar más sencillo, al poder elegir los controles por los que pasar, si alguna baliza se me atraganta, siempre puedo ir en busca de otra.  Se trata de reunir el mayor número de puntos posible (cada control tiene asignados un número de puntos) en las dos horas que dan como tiempo límite.  Hay que tener en cuenta que, superado ese tiempo, irán descontando puntos conforme vayan pasando los minutos.  

Cuanto más rato pasa, más me fijo en el mapa y más me centro en lo que estoy haciendo.  La sensación de estar yo sola es única, al ir acompañada en las otras ocasiones no me esforzaba tanto, confiaba en mi compañero y tenía la tranquilidad de que no nos íbamos a perder y que balizas íbamos a encontrar bastantes.  A él se le da muy bien, yo soy más torpe.  Ahora me doy cuenta que no es problema de ningún defecto congnitivo, el que uno se pierda, sino de atención más que nada.  Tan sencillo como eso.

http://www.nacisteconalas.es/rogaine-anarbe-2015-xxxvi-marcha-de-orientacion-de-la-fvm/