viernes, 19 de julio de 2013

Trek y Festival Tiji en Mustang - Miren Garmendia Etxenike



Mustang Gate

Al terminar mi primer trek en Nepal, en noviembre del 2003, bajando de Thorong La y Muktinah, y visitando Kagbeni, me acuerdo todavía de la emoción de nuestro guía Krishna enseñándonos, hacia el norte, la entrada del Upper Mustang. Por fin, este año, justo diez años después, he podido andar en este increíble país. La organización no tenía nada que ver con el último trek al Kangchenjunga que hice en noviembre del 2011. Nos fuimos esta vez únicamente mi compañero Larry y yo, acompañados de nuestro guía Krishna, su hermano Ram y un horseman Buddi con un caballo para nuestros bolsos. Ibamos a dormir en lodge o en casa del habitante con todo lo que esto supone de aventura. Tengo que decir que el sobre-saco que tenemos en contra del frío de las noches nos sirvió sobretodo para proteger nuestros sacos de dormir de la suciedad de las banquetas-camas y nunca del frío.


Kagbeni: la Kali Gandaki hacia el Mustang

El Mustang es una de estas regiones del mundo llena de misterio. El antiguo pequeño reinado de Lo aparece en algunas crónicas desde fínales del siglo XVIII. Quedó independiente en 1951. En 1952, el geólogo suizo Toni Hagen fue el primer extranjero en penetrar en este país, aunque el Mustang ha estado cerrado al mundo occidental hasta 1992. Escondido al norte de la cadena de los Himalayas, es una enclave nepalí en el inmenso Tibet. En efecto, como el Ladhak, por su geografía y su cultura, el Mustang puede ser considerado como una continuidad del Tibet. Por su posición septentrional, está protegido del monzón por dos macizos de más de 8000 m, el Daulaghiri y el Annapurna, lo que le permite, como el Dolpo, ser accesible también en verano. Decidimos organizar nuestro viaje en abril-mayo, para poder asistir también al famoso TIJI Festival en la capital Lo Manthang, en donde nos quedamos cinco días.

El Nilgiri desde Tatopani

Hicimos en taxi el trayecto Kathmandu-Beni, y en autobus Beni-Marpha, para no depender de la meteorología y sus consecuencias sobre los vuelos entre Pokhara y Jomoson. La entrada al Mustang nos obliga a tener de antemano un permiso que supone un desembolso de 750$ para los quince días, con fecha fija de salida y de entrada. Esto hace que el Mustang sea un trek caro. 

Decidimos comenzar a andar desde Marpha, un maravilloso pueblo, limpio y rico, rodeado de manzanos. La destilería estaba cerrada pero pudimos comprar unos kilos de manzanas, lo que nos permitió comer algo de fruta durante los primeros días del trek. Después de una primera noche en un precioso lodge, cruzamos este pueblo en dirección a Jomoson, Eklibhatti y Kagbeni. Desde que hay una pista entre Beni y Jomoson, este pueblo es ahora un punto de encuentro entre los que bajan o suben a los aviones y autobuses, los que llegan de la vuelta de los Annapurnas desde el Thorong La, sin olvidar los peregrinos indios que van o vuelven de Muktinath y por supuesto los que salen para el Mustang o vuelven de él. 

El Nilgiri

Este primer día de marcha se hace en unos paisajes luminosos entre Annapurna, Nilgiri al este, y Dhaulagiri al oeste, y permite apreciar de inmediato la grandeza del paisaje que nos espera, siguiendo el lecho de esta fascinante Kali Gandaki, donde en abril, corre muy poca agua. El viento fuerte sopla cada día desde el sur, a partir de las diez de la mañana hasta las seis o siete de la tarde. Al subir, lo tenemos a la espalda, lo que se aguanta bastante bien. Al volver, las dos horas entre Kagbeni y Jomoson serán un calvario. Paramos para nuestro daal-bat casí cotidiano en Eklopathi y de allí, llegamos a Kagbeni, puerta de entrada al Upper Mustang. Kagbeni es un sorprendente pueblo-fortaleza que cierra el valle del Mustang.

 Llegando a Kagbeni (2810 m)

Kagbeni. Gompa s. XV

Es aquí, donde a la mañana siguiente, Krishna tendrá que enseñar nuestros “special permit”, pero también sus papeles de “Trekking Guide” en regla. El funcionario le mira con mucho respeto al darse cuenta de que tiene el número de licencia “95”, cuando hay ahora unos cuatro mil guías en Nepal. Este segundo día de trek de Kagbeni hasta Chele es grandioso. Pararemos a tomar un té nepalí en Tangbe, donde se encuentra una “Ecological Apple Farm” en una inmensa meseta a 3000 m de altitud. En el pueblo, podemos admirar magníficos chortens cuyo estilo es típico de esta región. Pararemos para comer en Chhusang, una plaza fortificada, formada por tres pueblos distintos, y de allí, seguiremos nuestro camino hasta Chele, pueblo muy limpio, encaramado en un sitio que permite controlar todos los movimientos del valle. Antes de subir la cuesta que sube desde la Kali, cruzamos el puente del Mustang Gate. El entorno es realmente fascinante. La Kali está bordada por inmensos acantilados que toman todos los graduados de colores entre el blanco, beige, marrón y rojo.

De Kagbeni a Chele (3050 m)

De Kagbeni a Chele (3050 m)

Chele

Chele

El tercer día nos lleva de Chele (3050 m) a Syangbochen (3755 m) por Samar y Bhena, pasando hoy cuatro collados. Es el día con el desnivel positivo más importante (1140 m) y un día que permite una buena aclimatación a la altitud, sabiendo que a diferencia de otros treks en Nepal, esta vez no subiremos a más de 4200 m, lo que hace de este trek algo llevadero para el cuerpo. 

De Chele a Syangbochen (3755 m)

Samar es un típico pueblo en medio de un bosque de álamo, cuyo crecimiento rápido permite tener siempre a mano madera para la construcción. En efecto, mayo es el mes de la tala de troncos y en todos los pueblos, mujeres y hombres trabajan en ella desde primera hora de la mañana. Después de Samar, pararemos en un tea-shop en Bhena para un daal-bat y un té nepali reconfortantes, y finalmente llegaremos a Syangbochen después de más de siete horas en el camino. Esta noche, sacamos por primera vez el plumifero, el aire es mucho más frío y el viento sopla fuerte.

El cuarto día, saliendo de Syangbochen, siempre con el Nilgiri detrás de nosotros al sur, vamos a hacer un rodeo por Gheling, donde visitaremos el pueblo con su magnífico chorten y su gompa que tiene más de seiscientos años. Como en todos los pueblos de Mustang, las mejores tierras estan reservadas al cultivo de la cebada y del sarraceno, totalmente verde en mayo, el sarraceno estando de color púrpura en agosto. La cebada se cultiva como alimento básico en Mustang como en el Tibet para la famosa tsampa.

Gheling

De Gheling, una subida muy larga nos lleva a Zhaite situado en una amplía meseta. Comemos en la pequeña cocina de una típica casa, donde padre, madre, hija, Krishna, Ram, todos participan a la preparación de la comida. Además poco a poco, la cocina se llena con gente de los alrededores... un momento maravilloso en el calor de una diminuta cocina cuando afuera, a pesar del sol, el viento sopla muy frío. 

Hotel en Zhaite

De allí, subimos al collado de Nya La (4010 m) para bajar de nuevo al pueblo de Ghemi (3600 m), teniendo a lo lejos, en frente de nosotros, la barrera montañesa que hace de frontera entre Nepal y Tibet. El paisaje es fascinante. Estamos entre montes con cimas redondeadas y acantilados de color rojo, tierra, azul, verde... En este pueblo, encontramos la mani-wall, el muro de oraciones más largo de Nepal, de 300 metros de largo por lo menos. Ghemi es como todos los pueblos que estamos cruzando: de lejos son maravillosos pero, al adentrarnos en ellos, descubrimos la gran pobreza, el trabajo duro del amanecer al crepúsculo, las condiciones extremas de vida.

Ghemi




El quinto día, empezamos la marcha por un rodeo importante. Después de pasar el pueblo de Dhakmar y dos collados a casí 4200 m, llegamos a Gar Gompa, monasterio del siglo VIII, situado en medio de un pequeño valle a 3900 m de altitud. De allí, bajamos dirección este hacia Marang y Charang. En Charang que fue la capital del Mustang antes que Lo, encontramos una gompa importante y un palacio real muy abandonado donde vivía el rey. Este pueblo está tambien rodeado de campos de cebada, sarraceno y mostaza. En la pista que llega de Ghemi, encontramos un chorten enorme muy característico del Mustang y al salir del pueblo, podemos apreciar habitaciones troglodíticas como en muchos puntos de nuestra ruta.

Desde Ghemi a Charang, por Gar Gompa (3975 m)




El sexto día es el “gran” día. Tenemos que llegar hoy a Lo Manthang (3750 m). El paisaje es como siempre totalmente mineral, el viento levanta mucho polvo en ráfagas. Podemos reconocer el collado que anuncia Lo por las banderas de oraciones visibles desde lejos. La emoción es grande, y cinco días más tarde al volver, en este mismo collado, nos daremos la vuelta hacia el norte, para una última mirada a Lo y nos costará mucho despegar de este punto.

Desde Charang a Lo Mantang


En una pequeña hora desde el collado, llegamos a la puerta sur del pueblo. Lo Manthang, que se situa en un amplío valle, es la capital fortificada del antiguo y mítico reino de Lo. Fue fundada en el siglo XIV, y los edificios más antiguos datan del XV. Vamos a pasar aquí cinco noches y cuatro días enteros. El primer dia, a caballo, visitamos al norte de Lo, hacia la frontera con Tibet, los sanctuarios de Chhoser.

Entrada de Lo Manthang (3825 m)

En casa de Tsewang. Su madre prepara té nepali

Preparando mantequilla de yak

Si escogimos además estas fechas para el viaje, era para poder compaginar el trek con el famoso TIJI Festival budista tibetano que dura tres días y este año, era el 6, 7 y 8 de mayo. Se desarrolla esencialmente en la plaza del Palacio Real aunque el tercer día, al final de la tarde, todos los Lamas y los asistentes al Festival salen en procesión fuera de las murallas para el último acto. Se piensa que sus orígenes datan del siglo XVI, del tiempo del Lama Lowo Khenchen. Se derogó a mediados del siglo XIX, pero los monjes siguieron festejando el Festival en el interior del monasterio Choede Gompa. Fue restablecido en su forma original en los años 1970.

Festival Tiji






Lo es un pueblo asaltado por las dificultades medioambientales y su situación en la ruta comercial de la sal, la volvía vulnerable a causa de las invasiones de los estados vecinos. Este Festival es entonces una ferviente oración del Rey y de la Reina del Mustang y del pueblo de Lo, para la paz, la estabilidad, no solamente de Lo sino del mundo entero. Tiji está basado en el mito de la divinidad Dorje Shunu que nació para combatir los demonios y las fuerzas del mal, causando sufrimiento en la tierra. Es a través de la fuerza de sus danzas y las variedad de formas que Dorje Shunu va tomando, que es capaz de abatir los demonios y de aportar paz en la tierra.




Si el Festival es ahora una atracción turística, es sobretodo importante no sólo para los habitantes del pueblo de Lo capital sino también para el pueblo de Lo Tso Dhun en general, termino que abarca las siete provincias del Upper Mustang. La familia donde nos hospedamos recibió familiares continuamente durante estos tres días. La señora iba a buscar agua a las cinco de la mañana y todavía la vi una noche, sirviendo té y daal-bat a medianoche. Por primera vez en su vida el rey, muy anciano, no asistió al Festival, y Krishna nos explicó que la gente estaba muy decepcionada. Es un rey decaído de un reino desusado, pero un rey muy simbólico y querido.



Después de estos días en Lo Manthang, retomamos el camino de vuelta, haciendo primero un rodeo hacia el este por las soledades de Yara Gaon y del monasterio de Luri Ghang Gompa, situado como un nido de águilas a más de 4000 m de altitud. Está construido en el interior de una cueva cavada en el acantilado, y en su interior, encontramos una espléndida stupa pintada que data del siglo XIV. Su presencia en un sitio tan desolado queda un gran misterio. Aunque hayamos preparado de antemano nuestro trek con muchas lecturas, es muy difícil imaginar la belleza de estos paisajes, esta ruta, estos montes, estos acantilados, esta luz. Muy a menudo la emoción nos invade. No se sabe donde poner la mirada.

Luri Gompa (4005 m)

Nilgiri Peak

Siento de que me tengo que parar... aunque me quedarían para escribir páginas y páginas... Una sola cosa más para los que conocen Kathmandu: la famosa librería Pilgrim’s no existe más. Se quemó enteramente durante la noche del jueves 16 de mayo. Al día siguiente, toneladas de libros seguían quemándose en la calle de Tamel. Para los amantes de los libros viejos o nuevos, para los que hemos pasado horas entre sus paredes, es una inmensa perdida.

Katmandu- Librería Pilgrim's

Trek realizado por Larry Johnson et Miren Garmendia del 24 de abril al 18 de mayo del 2013.