domingo, 23 de junio de 2013

Valle de Ansó - Ana Ruiz Pérez



Valle con el curso del río

El Valle de Ansó nos abre las puertas a la escalada en estas fechas de primavera/verano, aunque esta caprichosa meteo esta haciendo de las suyas y los accesos que en principio deberían ir secos, nos los encontramos con un caudal inusual y espectacular.


Cascada

Por lo que para acceder a alguna de las paredes tenemos que montar tirolinas intentando no mojar el material o pegarnos un chapuzón con el agua de deshielo.

Idoia cruzando el rio en tirolina improvisada

Aún recuerdo mis primeras caminatas por las cimas del Petrechema, Atxerito, La Mesa de los Tres Reyes... que luego y gracias a la tozudez logré bajar en esquís de travesía. Pero... mi mirada siempre iba dirigida a esas paredes lisas de caliza perfecta del Ezcaurre, Espelunga.. Miraba y remiraba libros y guías con rutas fáciles. Como asequibles pero con compromiso mi presupuesto sólo daba para la arista del Ezkaurre.

Al fondo Cresta del Ezkaurre desde la Aguja del Italiano

El entrenamiento y el ir pasito a pasito en el mundo de la escalada nos dió fuerzas para. como decimos nosotras, echarle morro y meternos en alguna ruta del valle. Recuerdo perfectamente nuestra primera escalada, concretamente al Achar del Alano, vía “Mengual Picazo”. Para nosotras ya eran palabras mayores. Han tenido que pasar los años para volver a escalar en estas paredes, con rutas de autoprotección, donde serán precisos unos buenos fisureros y friends.

Espolón del Italiano

La escalada en Ansó no es apta para todos los públicos (me incluyo) ya que a parte de lo que es en sí la pared, las aproximaciones y descensos no lo ponen muy fácil.

Silex

Con el paso de las cordadas se han ido dejando hitos que te ayudan bastante, pero siempre será necesario un buen conocimiento de los senderos. Por nuestra parte seguiremos soñando con subir por vías que, aunque todavía nos quedan un poco grandes, sólo la motivación y la ilusión las podrán hacer realidad.



3 comentarios:

Anónimo dijo...

Morena anímate a escribir. 12 meses, doce lugares, doce escaldas

Luisa Alonso-Cires dijo...

¡Eso que se anime! tiene material para un libro, nos conformamos con unas páginas en Pyrenaica..

neskalatzaileak dijo...

Venga pues!!! intentaré que haya para todos los gustos y grados, en lugares diferentes dentro y fuera del territorio. Sabeis que soy fácil de convencer!!