sábado, 5 de noviembre de 2011

Otoño en Cameros - Miren Muñoz Trigo



Castillo de Vinuesa (2086 m)

Últimos días de octubre, temperaturas suaves de viento sur, sol, días todavía largos. Los cazadores pueblan los montes esperando el paso de las palomas y los bosques no terminan de vestirse con su manto multicolor, apenas llueve, el paisaje da la impresión de estar un tanto seco, en espera de algo más de lluvia…


Según avanzamos por la pista
nos llenamos del color del bosque

A cierta altura el bosque de pino
va poblando el paisaje


La Sierra Cebollera fue el primer espacio natural de La Rioja que alcanzó este grado de protección, enclave privilegiado por sus formaciones glaciares u “hoyos” en alturas superiores a los 2000 m. Es un paisaje que ha recuperado los bosques después de siglos de actividad intensa de trashumancia en tierras de Cameros.

Decidimos acercarnos por allí el último fin de semana de octubre, y recalamos en el pueblo de Villoslada de Cameros, que nos brinda su pequeño parking junto al Centro de Interpretación del Parque para pasar las dos noches…Y en Cameros llegó el otoño y el frío. Explosión de color, luz, en definitiva, un regalo para la vista.


Parking La Blanca (1100 m)-Castillo de Vinuesa (2086 m)

Amanecemos a cero grados, primeros fríos de otoño, enfilamos la carretera que parte de Villoslada hacia las áreas recreativas “Achichuelo La Blanca” y dejamos la autocaravana en un pequeño parking a la izquierda, una vez pasado el Camping “Los Cameros”. Cogemos una pista que sale a la derecha paralela al río Iregua en suave ascenso, entre bosques espectaculares, de hayas primero y pinos una vez ganada la altura de 1700 m, hasta la cumbre del Castillo de Vinuesa. Justo al final se cubre de nubes la cima impidiéndonos ver el espectáculo de Urbión y La Sierra Cebollera, una pena después de la maravilla de subida que nos brinda la montaña. Han pasado 3 h desde que iniciamos el recorrido. Intentamos buscar distinto camino de vuelta, pasando por los “Hoyos de Iregua”, hasta dar con una pista que discurre paralela a la tomada inicialmente, hasta el parking, en total 6 h en ruta circular.


A lo lejos, los Picos de Urbión,
todavía despejado

Las nubes van avanzando
sobre la Sierra Cebollera

Cima del Castillo de Vinuesa, ya bajando

Bosque de pinos cubiertos de líquenes


Por la tarde visitamos la Ermita de la Virgen de Lomos de Orios, situada en un emplazamiento privilegiado, rodeada de hayedos y pinares, y por donde discurren varias rutas por el parque, y después paseo por Villoslada de Cameros, con sus casas blasonadas y calles empedradas.


Camping “Los Cameros”-Ermita Virgen de Lomos de Orios-Fuentes de Puente Rá

Amanecemos de nuevo con bastante frío, al ser la noche despejada, y nos dirigimos al Camping “Los Cameros” para iniciar una de las rutas que parten del otro lado del río Iregua. Estas rutas están numeradas y señalizadas con marcas naranjas y verdes. Atravesamos un imponente bosque de hayas hasta llegar a la Ermita y desde aquí tomar la senda “Majada de las Desecadas” para ir a parar al “Sendero de las Cascadas”, terminando en las “Fuentes de Puente Rá”. Al final, y rodeados de gente por todas partes (el sábado no vimos más que a cuatro), acabamos en el Camping dando por finalizado este fantástico fin de semana.

Maravilla de las "Fuentes de Puente Rá"
 
Rincón en el bosque

Panel con recorridos numerados por la zona

Fotos: Miren Muñoz Trigo y Carlos Hernando

.