viernes, 30 de agosto de 2019

ROCOSAS CANADIENSES: Banff (II) - Txinbeleta

Siguiendo nuestro periplo por tierras canadienses visitamos los lagos Bow y Moraine. Maravillas de la naturaleza que invitan a la meditación contemplativa.

Día 2: Bow Lake – Bow Hut – Bow Lake
Distancia: 17 km – Desnivel: 614 m


El lago Bow, situado a 1920 m de altitud, es uno de los lagos más grandes del parque nacional de Banff. Este sendero ha sido transitado desde finales de 1800 cuando el glaciar Bow llegaba hasta casi el lago. La lengua del glaciar desapreció completamente hacia 1940. 





Cuando llegamos a primera hora de mañana y gracias a la lluvia que había caído la noche anterior, el lago nos regala una estampa formada por la niebla, el bosque y las montañas, digna de una postal de ensueño.



Excursión empinada que pasando por un hermoso desfiladero nos deja en un paisaje lunar de morrena junto al refugio y el glaciar homónimo. 





Día 3: Moraine Lake - Sentinel Pass - Eiffel Lake
Distancia: 17 km – Desnivel: 905 m

Los senderos que rodean al lago Moraine, ubicado en el Valle de los Diez Picos son los más pintorescos del parque nacional de Banff. Pero prepárate para tener compañía ya que éste es uno de puntos más concurridos del parque, especialmente en septiembre, cuando los alerces se vuelven dorados y el valle resplandece de color.




El lago Moraine, es una de las fotografías típicas de las rocosas Candienses, y desde 1969 estuvo impresa en el reverso del billete canadiense de $ 20. Más pequeño que su popular vecino Lake Louise, las aguas turquesas del lago Moraine son sorprendentemente claras para ser un reservorio de agua glacial ya que su fuente, un glaciar inactivo en la ladera de la montaña, transporta poco barro, nieve o rocas. 




Desde la orilla del lago destaca la Torre de Babel, que emerge sólidamente hacia el cielo en el extremo noreste del cordal así como Mt. Fay, el más grande e impresionante de todos cubierto por un glaciar. En 1984, el explorador Samuel Allen nombró los picos con números del uno al diez en el idioma indio de Stoney (wenkchemna significa diez). Desde entonces todas menos dos de las montañas han sido rebautizadas.



No hay comentarios: