lunes, 10 de diciembre de 2018

El Vignemale de Lady Anne Lister - Esther Merino



Historias de mujeres montañeras valientes y algo olvidadas. 
A la memoria de esta noble inglesa, como primera ascensión oficial al Vignemale abriendo ruta. 


Por el bonito valle d´Ossau llegamos a cenar al abarrotado Refugio de Baycellance. 


Visitamos las cuevas de Henry Russel del siglo XIX. Fotografiamos las vistas espléndidas de Gavarnie al atardecer, los Gabietos y la Brecha de Roland, ilusionados por subir al día siguiente al Vignemale.


Saqué mi libro de Miss Anne Lister antes de intentar dormir en esa caja de cerillas humana: fue la primera montañer@ que subió al Vignemale y la primera mujer que ascendió al Monte Perdido, y empecé a leerlo. 

Anne Lister, un mujer inglesa del siglo XIX, rica, aficionada a la montaña y los deportes, acompañada por su novia y dos guías, financia la subida al Vignemale (3299 m) en el año 1838, el 7 de agosto. Con 47 años (yo tengo 47) y por una zona durísima de rompepiernas, “por el camino español", una vía nueva que discurre por el circo de Labaza y el corredor que luego se denominaría "de la Moskowa", ganando el glaciar por el collado entre el Cerbillona y el Pico Central: el "collado de Lady Lister".

Al parecer, otro francés le quería quitar la oficialidad de la ascensión por cuatro días de diferencia: Napoleon Joseph Ney, príncipe Moscowa.


Al día siguiente madrugamos y nos pusimos los tres en ruta. Me desplacé con mi fantasía a una época donde la vida iba a un ritmo diferente. ¡Si nos vieran ahora todas esas mujeres pioneras de hace más de 100 años…! Les dije a mis compañeros: -“Eh, yo soy Lady Anne Lister y vosotros mis guías: Cazaux y Guillembert” -“Todo un honor, acompañar a una dama” –nos reímos todos del teatro y el reparto de papeles. 

Subir por el glaciar d´Ossue y la pedrera la ruta clásica al Vignemale y con estas vistas tan bonitas, acentuaba mi imaginación sobre Anne Lister y el Collado que lleva su nombre. A 2651 m el aire es frío, imaginaba a Henry Russel tan enamorado del Vignemale durmiendo al ras del cielo…”el aire fresco me ayuda a recuperar los instintos, me limpia por dentro…me da fuerzas…” 

Foteamos el Pitón Carré (3197 m), tan soberbio y afilado. Subimos al Pic Longue por donde no caían piedras, es decir, por donde no sube nadie, y escalamos un poco por aquello de llevar material. Las vistas de 360º im-pre-sio-nantes. Apetecía estar sentados y disfrutar de las alturas donde vibra el esternón.


Saqué mi librito y miré los dibujos a carbonilla. Lady Anne Lister no fue por aquí, lo nuestro ha sido bastante más fácil. Una mujer atrevida, visualizo las vestimentas, los palos, raquetas y piolet de madera, porque en aquella época las mujeres que subían a las montañas lo hacían vestidas de damas. Vuelvo con la medallita de haber subido a una montaña tan bella. Esta noche me acabaré el librito y guardaré una piedra rojiza de este maravilloso monte en mi mochila. 


Anne Lister, Reino Unido, nació en 1791 y yo nací en 1971. Casualidad y/o coincidencia en un baile de cifras. Me gusta que Anne y yo tengamos algo en común.
  
¿Eres tú, mujer montaña? 
“¿Eres venado, 
mujer humo,
mujer musgo,
mujer cántaro?.
Has flotado a la deriva.
Has recorrido desiertos, no una vez, sino mil veces.
Te has perdido y te has encontrado de nuevo.
Has danzado entre mil lunas y dormido entre mil soles.
¿Eres mujer águila?.
Te han llamado vacía, te han llamado completa.
Eres mujer coyote y has aprendido de tus batallas.
Te han llamado salvaje,
te han llamado guerrera.
¿Eres tú mujer niebla, mujer nube, mujer montaña…?

(inspirado en el poema de La Pinche Canela-Paola Klug)     


2 comentarios:

Cive Pérez dijo...

Hola, Hoy publico en mi blog un artículo dedicado a Lady Lister. Me he permitido tomar una foto debidamente acreditada del tuyo.

Feliz 8 de marzo!

Cive Pérez dijo...

Perdón, antes no incluí el enlace

https://carnetdeparo.blogspot.com/2019/03/lady-anne-lister-la-primera.html